ELEMENTOS PRINCIPALES DE LA ARQUITECTURA Y DECORACIÓN ROMÁNICA

ELEMENTOS PRINCIPALES DE LA ARQUITECTURA Y DECORACIÓN ROMÁNICA

Escrito por J.F.E. Maenza

Este material infográfico sobre los aspectos más importantes de la arquitectura románica pretende facilitar el acercamiento, y una mejor y más sistemática comprensión, a un periodo histórico de vital importancia en el devenir de los pueblos de la Península Ibérica.

La razón de la realización de éste fue mi dificultad e incapacidad de entender las preciosas descripciones artísticas que encontré en el gran libro de Félix Rodrigo Mora: Tiempo, historia y sublimidad en el Románico rural. El régimen concejil. Los trabajos y los meses. El Románico amoroso. Por lo que la información que se presenta a continuación puede ser de utilidad a aquellos que se acerquen a esta u otras obras que traten el arte románico.

Esta síntesis se presenta en un principio por medio de gráficos contenidos en los cuatro apartados que he considerado más significativos de la arquitectura románica, y después a través de un breve diccionario.

Además, al final se recogen una serie de direcciones de páginas web donde se puede encontrar más y mejor información al respecto, de algunas de las cuales me he servido para la realización de este trabajo.

PLANTAS

Plantas templo romanico

 

MUROS Y SU DECORACIÓN

Construcción

muro 1

Decoración

muro decoracion

ARCOS Y BÓVEDAS

arcos y bovedas - blog

PORTADAS

portada_romanica

BREVE DICCIONARIO DEL ARTE ROMÁNICO

– Ábaco. Pieza en forma de tablilla que se sitúa sobre el capitel.  

– Ábside. Parte de la iglesia situada en la cabecera y que sobresale. Con frecuencia está cubierta por bóveda de horno. Generalmente orientada hacia el Este.

– Absidiolo. Ábside pequeño.

– Abocinamiento. Elemento arquitectónico que consiste en el ensanchamiento de una puerta o ventana hacia el lado interior de la pared en forma de trompeta o bocina. El efecto que se consigue es el agrandamiento del vano. Con esta configuración se consigue una impresión en el visitante que le invita a entrar. Esta estructura aumenta la cantidad de luz que entra al interior del edificio.

– Adobe. Masa de arcilla o tierra arcillosa a menudo mezclada con paja secada al sol y sin cocer. Se utiliza como material de construcción.

-Alero. Parte del tejado que sobresale del muro. La parte de la cubierta de los edificios que sobresale de la fachada.

– Aparejo. Forma en que se disponen los elementos empleados en la construcción del muro.

– Arbotante. Su misión es la de contrarrestar los empujes de las bóvedas de las naves de un edificio.

– Arco. Elemento sustentante destinado a franquear un espacio más o menos grande por medio de un trayecto generalmente curvo. Los más característicos del románico son:

Ciego o cegado: El que tiene tapiada su luz.

Fajones o perpiaños: Los que se disponen transversalmente al eje de la nave de un edificio ciñendo la bóveda. Se utilizaban de refuerzo o simplemente decorativos para cubrir las juntas entre dos tramos de bóveda realizados con la cimbra.

Formero: El paralelo al eje longitudinal de la nave y la separa de otra.

Medio punto: El semicircular de flecha igual a la semiluz.

Rampante o por tranquil: El que tiene los salmeres a distinta altura.

– Arquería. Hilera de arcos.

– Arquitrabe. Parte inferior de un entablamento que descansa sobre los soportes.

– Arquivolta. Cara frontal de un arco cuando está decorada. En plural arquivoltas son un conjunto de arcos que forman una portada especialmente románica o gótica.  

– Astrágalo. Moldura anular que rodea la parte superior del fuste de una columna. En el arte románico el astrágalo forma parte del capitel. También, collarino.

– Banda lombarda. Pilastras alargadas ligeramente salientes del muro, que forman serie con otras generalmente unidas por su parte superior mediante unas series de arquillos ciegos, también llamados lombardos.

– Basa. Pieza de la columna sobre la que se asienta el fuste.

– Basílica. Iglesia de varias naves –entre 3 y 5- cuya nave central, más elevada, presenta una hilera de ventanas propias.

– Bestiario. Colección de fábulas ilustradas con figuras de animales reales o fantásticos.

– Bíforo. Vano geminado. Especialmente, ventana dividida por una columnita y rematada con arco de medio punto.

– Bóveda. Obra de fábrica que describe un arco de círculo y sirve para cubrir espacios comprendidos entre muros o pilares. Los tipos de bóveda más usuales son:  

De arista: la formada por la intersección, en ángulo recto, de dos bóvedas de cañón, resultando del encuentro cuatro aristas angulares.

De cañón: la generada por el desplazamiento de un arco de medio punto a lo largo de un eje longitudinal.

De crucería: la que refuerza sus aristas con nervios.

– Cabecera. Testero de la iglesia o parte en que se halla su altar principal.

– Can (canecillo). Miembro voladizo sobre el que se asienta una cornisa o alero. También, ménsula o modillón.

-Capitel. Parte superior de una columna, que enlaza el fuste cilíndrico con el arquitrabe horizontal. 

– Cimborrio. Construcción elevada sobre el crucero de la iglesia que sirve de base a la cúpula.

– Cimbra. Armazón de madera que se utiliza a manera de plantilla para construir arcos y bóvedas.

 – Cintra. Curvatura de una bóveda o arco.

– Claustro. Patio cuadrangular o rectangular en el que mediante columnas se abren cuatro galerías o crujías.

– Clave. Dovela central de la curva del arco.

– Columna. Soporte de planta circular, cuyas partes son la basa, el fuste y el capitel.

– Contrafuerte. Refuerzo vertical de un muro adosado a él para darle resistencia.

– Cornisa. Parte saliente del entablamento del muro. Hilera de molduras en la parte superior de una estructura.

– Cripta. Lugar subterráneo en el que se acostumbraba enterrar a los muertos. Piso subterráneo de la Iglesia.

– Crucero. Lugar donde se cruzan las dos naves de una iglesia.

– Cruz. Figura formada por dos líneas que se cortan en ángulo recto y que reciben el nombre de brazos. Los tipos más usuales son:

Griega: la que tiene todos sus brazos iguales en tamaño.

Latina: la que tiene el brazo inferior más largo que los demás.

Patada: la que tiene extremidades que se ensanchan.

– Cubierta. Sistema de cierre de la parte superior de una construcción. Si la forma de cerrarla es plana se llama arquitrabada y si es curva es abovedada.

– Cúpula. Bóveda semiesférica que, generalmente, cubre un espacio cuadrado. La transición de este espacio cuadrado al circular de la cúpula se realiza por medio de trompas (bovedillas cónicas en cada ángulo del cuadrado) y pechinas (triángulos esféricos que hacen esa transición). Cuando se desea conseguir una mayor elevación de la cúpula se la hace reposar sobre un anillo llamado tambor.

– Dintel. Elemento arquitectónico horizontal que soporta una carga apoyando sus ex­tremos en las jambas de un vano.

– Dovela. Piezas en forma de cuña cuya superficie inferior recibe el nombre de intradós por contraposición a la superficie superior que se denomina trasdós o extradós; la clave o dovela central del arco; los salmeres o dovelas de los extremos del arco; los riñones o parte delimitada por el primero y el segundo tercio de la flecha del arco y la rosca o espacio comprendido entre el trasdós y el intradós del arco.

– Entablamento. En los órdenes clásicos, parte compuesta de arquitrabe, friso y cornisa.

– Entrelazo. Tipo de decoración en la que los motivos animales y vegetales estilizados se entretejen de forma ornamental.

– Entrepaño. Parte de una pared o fachada entre dos vanos o columnas.

– Espadaña.  Campanario de una sola pared con hueco para las campanas.

– Espina de pez. Labor de ladrillos cubriendo una superficie a espina, es decir, en sentido diagonal, no horizontal ni vertical.

– Estuco. Mezcla de cal muerta y polvo de mármol, alabastro o yeso de numerosas aplicaciones, sobre todo en decoración mural en relieve o con pintura.

– Fresco. Pintura realizada sobre una superficie cubierta con dos capas de mortero de cal, la primera (arricio) de mayor espesor, con cal apagada, arena de río y agua, y la segunda (intonaco) más fina formada por polvo de mármol, cal apagada y agua, sobre la que se van aplicando los pigmentos, cuando todavía esta última capa está húmeda, y por jornadas (giornatas), de ahí su nombre. Se ejecuta en jornadas de trabajo de 8 horas, ya que la cal en un periodo de 24 horas comienza su proceso de secado y no admite más pigmentos. 

– Friso. En la arquitectura clásica, banda central –lisa o esculpida- del entablamento. También cualquier banda o faja horizontal, larga, con esculturas en relieve.

– Fuste. En los órdenes clásicos, parte de la columna de forma cilíndrica o prismática, entre el capitel y la base.

– Girola. Nave que rodea el ábside de un templo.

– Hilada. Línea de sillares, piedras o ladrillos asentados a nivel.

– Imposta. Fila de sillares, a veces con moldura, sobre la que va sentado un arco. Faja que recorre horizontalmente la fachada de los edificios a la altura de los diversos pisos.

– Jamba. Cada uno de los dos elementos arquitectónicos verticales que sostienen el dintel del vano.

– Lesena. Pilastra de escaso grosor y fines decorativos, a veces con capitel y basa.

 – Machón. Pilar de obra maciza.

– Mainel. Columna delgada, especie de parteluz que divide una ventana verticalmente.

– Mampostería. Fábrica de piedra sin labrar o con labra tosca que se dispone de modo irregular.

– Mandorla. Gran espacio almendrado donde se aloja la figura del Pantocrátor en la pintura y escultura de la Edad Media.  

– Moldura. Estructura saliente de perfil constante y función decorativa que se coloca en fachadas muebles,… para animar el espacio y crear relieves ornamentales.

– Mortero. Mezcla de cal, arena y agua.

– Mosaico. Decoración que se forma yuxtaponiendo sobre un fondo de cemento, pequeñas piezas paralelepípedas, llamadas teselas.

– Mural. Pintura o relieve realizado en el muro.

– Nave. En arquitectura cada uno de los espacios que, delimitados por muros o columnas, alineadas, se extienden a lo largo de un edificio.

– Nervio. Elemento saliente y continuo del intradós de una bóveda

– Óculo. Pequeña ventana en forma de 0.

– Pantocrátor. Imagen de Cristo sentado en posición frontal con la mano derecha en actitud de bendecir y en la mano izquierda el libro de los evangelios.

– Parteluz. Elemento arquitectónico vertical que divide la luz de un vano.

– Pigmento. Materia colorante de diversos orígenes que unido a un adherente forma la pintura.

– Pilar. Elemento de soporte arquitectónico de planta poligonal generalmente de mayor robustez que la columna.

– Pilastra. Pilar adosado a un muro o a otro pilar.

– Pináculo o aguja. Elemento arquitectónico de forma piramidal o cónica con un vértice muy agudo. Se suele colocar como terminal de un edificio.

– Planta. Dibujo arquitectónico de un edificio representado en sección horizontal.

– Portada. En arquitectura, puerta ornamentada.

– Pórtico. Lugar cubierto y con columnas situado ante un edificio y generalmente adosado a él.

– Presbiterio. Tramo recto que antecede al ábside.

– Refectorio. Sala reservada en monasterios y conventos para reunirse a comer.

– Relieve. Escultura no exenta o aislada. A diferencia de las esculturas de bulto redondo (que se esculpen reproduciendo su relieve o profundidad natural), los relieves están integrados en un muro, generalmente, o en caso de ser arte mobiliar, al soporte que los enmarca. Tres tipos principales:

Altorrelieve: Relieve que sobresale más de la mitad del bulto o de su grosor sobre su entorno.

Mediorrelieve: Relieve que sobresale la mitad del bulto.

Bajorrelieve: Relieve que sobresale menos de la mitad del bulto.

– Roseta. Decoración en forma de rosa.

– Rosetón. Vano circular calado, especialmente en el arte medieval.

– Salmer. La primera piedra de un arco adintelado, que sienta de plano sobre el machón cuya parte es y está con corte inclinado del lado del arco para recibir la primera cuña.

– Sillar. Piedra labrada en forma de paralelepípedo que se usa en construcción.

– Sillarejo. Pequeño sillar labrado toscamente.

– Sillería. Obra hecha con sillares bien trabajados. También se denomina sillería al conjunto de los bancos del coro de una iglesia trabajados con un mismo estilo.

– Temple. Técnica pictórica consistente en diluir los colores en agua temperada o engrosada con aglutinantes. Se aplica sobre tabla o muro y puede retocarse en seco, a diferencia del fresco.

– Tímpano. Espacio delimitado por el dintel y las arquivoltas en las portadas de las Iglesias medievales. En los templos clásicos, el interior del frontón.

– Transepto. Nave o naves transversales al eje longitudinal del templo.

– Trépano. Instrumento que sirve para horadar y deja profundas incisiones de escaso ta­maño que proporcionan un efecto de claroscuro.

– Triforio. Estrecho pasadizo que recorre la iglesia por encima de la nave lateral o de la tribuna y que tiene unas ventanas que dan a la nave central.  

– Vano. Hueco en un muro, como en ventanas o puertas.

– Zócalo. Parte inferior del muro decorada de alguna manera para diferenciarla del resto.

Relación de direcciones web:

http://www.empresas.mundo-r.com/historiadelartepazromero/web/Historia%20del%20arte.htm/7.arteromanico/7.6.glosario.elarteromanico.htm

https://artevasco.wordpress.com/2015/01/12/el-romanico-en-la-cripta-de-leyre/

http://es.slideshare.net/pmtorre/arte-romanico-11220656

http://www.historiadelartemgm.com.ar/elromanico.htm#portalenelromanico

http://www.arteguias.com/arquitectura.htm

http://www.amigosdelromanico.org/dearteromanico/dar_17_arquitecturamonacal.html

https://www.youtube.com/watch?v=1YvKyZ_x9Gw

http://www.romanicoaragones.com/

https://es.wikipedia.org/wiki/Arquitectura_rom%C3%A1nica_en_Espa%C3%B1a

http://www.romanicoennavarra.info/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s