OTRO EJEMPLO

OTRO EJEMPLO

Escrito por J.F.E. Maenza

 

Con este texto quiero presentar un caso particular en el cual considero que la comprensión de lo real deja mucho que desear.

En este caso, esto se debe a una forma equivocada e insuficiente de entender y analizar la realidad y lo humano.

Ciertamente, a cualquiera que lo estudie sin un necesario análisis integral le puede crear confusión, ofuscación en abstracciones literarias o simple aceptación de dogmas académicos.

La importancia de encarar la realidad, a través de la experiencia y de la reflexión, con el duro trabajo de intentar comprender la hipercomplejidad de lo real y lo humano, y la inexacta naturaleza de nuestro entendimiento, es la clave.

Al aceptar construcciones teóricas e ideológicas simples y en forma de recetarios, se nulifica el componente espiritual (intelectual, reflexivo, pasional, afectivo, volitivo y creativo) de lo humano.

El autor Ken Wilber refleja estas carencias. Cuando en Breve historia de todas las cosas analiza el patriarcado y el feminismo, acierta en un par de comentarios al criticar a éste último por el desvarío de ocultar el papel de las mujeres en el desarrollo histórico, y convertirlas en seres nada, sin responsabilidad o capacidad de intervención en el devenir humano.

Pero dicho esto, como muchos otros, al desentenderse de los aspectos históricos y políticos de lo humano, es incapaz de entender el pasado o el presente. No cita ni una vez al Estado, como principal opresor de las gentes en los “últimos 5.000 años”, y tampoco se refiere a periodos, como el Cristianismo primitivo o la Alta Edad Media, donde en ciertos territorios desaparecieron las estructuras y relaciones desiguales entre hombres y mujeres.

Este es sólo un ejemplo, y en los siguientes trabajos de este autor se pueden encontrar más: http://inabima.gob.do/descargas/bibliotecaFAIL/Autores%20Extranjeros/P/Postmodernidad/4-Autores/Wilber,%20Ken/Wilber,%20Ken%20-%20Breve%20historia%20de%20todas%20las%20cosas.pdf y http://escuelainternacionaldecoaching.com/downloads/MasterCoach2012/Una%20Teoria%20de%20Todo-%20Ken%20Wilber.pdf.

En cuanto a los textos que he consultado, presenta los mismos errores comunes a los constructores de teorías, a saber: cientifismo, reduccionismo, mecanicismo, cartesianismo, progresismo, dogmatismo, maniqueísmo,.. y no debe sorprender debido a que el autor cita positivamente a Platón y a Hegel; el nombre de su libro de 2001 llamado Teoría de todo, del cual el tercer capítulo se encuentra arriba, define el carácter totalizante y escolástico del autor.

Aunque para demostrar, una vez más, que al partir de construcciones abstractas basadas en formulaciones teóricas lo que resulta no es otra cosa que concepciones y visiones de la realidad distorsionadas y mutiladas, se puede consultar la siguiente entrevista (http://www.concienciasinfronteras.com/PAGINAS/CONCIENCIA/Wilber_Torrent.pdf) que le realiza Raquel Torrent. Únicamente citaré dos puntos:

1º. En la pág. 9 párrafo 2, dice “y es por eso que los occidentales no sabemos, no valoramos lo bien que vivimos”, por desgracia, en mi caso, valoro otros bienes distintos a los del autor, que sostiene que los occidentales deberíamos contentarnos con ser no-humanos, subhumanos, esclavizados y adoctrinados para amar nuestras cadenas.

2º. En la pág. 11 contesta de la siguiente inquietante manera a la segunda pregunta (“¿Cuáles serían las tres primeras cosas que harías en caso de que gobernases el mundo?”): “instituiría alguna clase de economía mundial; lo segundo, algún tipo de policía planetaria… y en tercer lugar, algún tipo de espiritualidad mundial(el subrayado es mío). El sueño de Platón y Hegel realizado, y el suyo, dado que no da una respuesta negativa a la pregunta de ser gobernante mundial.

La importancia de la autogestión del saber y del conocimiento es imprescindible, nos permitiría no depender de intelectuales y académicos que tergiversan, mutilan y destruyen la realidad y al sujeto.

La pequeña parte de certezas o aciertos que apuntan y desarrollan se ve empequeñecida ante la enorme cantidad  de errores y sistemas teóricos e ideológicos nefastos para el sujeto y a la transformación civilizadora de la sociedad.

En este caso, como en otras corrientes y movimientos basados en el desarrollo personal e interior, se desentiende del resto de dimensiones de la realidad. Sus análisis, al ser parciales, se olvidan del estudio de la historia, la política, la economía, la tecnología,… y se convierten en métodos erróneos, insuficientes, falseadores y que mutilan el entendimiento y las capacidades del ser humano.

Cuando cualquier autor o ser humano con entendimiento “olvida” o no tiene en cuenta aspectos y dimensiones importantes de la realidad y lo humano, está cayendo en errores graves, y sus análisis y propuestas carecen de fundamento último.

La superación de la necesidad de acudir a estos profesionales de la “Academia” para comprender y desarrollar análisis, estrategias y tácticas capaces de realizar las metas de una revolución integral, marcará el paso adelante en la independencia y autogestión del saber y del conocimiento.

Los clásicos, las obras, procesos y experiencias importantes pueden enseñarnos, servirnos de referencia o ejemplo en determinadas ocasiones, pero siempre acercándose a éstos con una perspectiva analítica, crítica constructiva y superadora, y un ánimo creativo de mejora y actualización que sirva para el presente y el futuro.

La necesidad de una epistemología integral, y una acción y práctica integrales, una vida integral, es la solución a la desolación actual.

Puesto que somos seres espirituales, históricos, políticos, económicos, sociales, técnicos,… sino nos preocupamos por todos estos aspectos, y nos centramos en uno o dos únicamente, estamos renunciando a nuestra propia esencia, a lo que somos, por lo que nos estamos automutilando y atrofiando día a día, empequeñeciendo.

Este simplismo y cartesianismo nos impide comprendernos a nosotros mismos, ya que somos seres complejos, y a la vez impide que comprendamos la realidad, que es aún más compleja.

Una epistemología integral, a la vez, no puede estar separada de la acción. Así pues, la ética debe ir unida a la búsqueda de la verdad, del conocimiento de la realidad, de la naturaleza y del ser humano.

La frase de Sócrates “Filosofía es la búsqueda de la verdad como medida de lo que el hombre debe hacer y como norma para su conducta” adquiere su máxima importancia ahora; es imposible separar o parcelar la naturaleza espiritual del ser humano, y a su vez, separar éstas de la práctica, vida y acción.

Por tanto, a no ser que el resultado que se quiera sean las aberraciones que el “conocimiento” actual crea, desarrolla e impone a la sociedad, debemos trabajar y vivir de acuerdo a perspectivas, análisis, estrategias, tácticas y conductas integrales u holísticas.

Si cada individuo se esfuerza y compromete en esta dirección, es indudable que surgirá una nueva filosofía civilizadora, un nuevo conocimiento. Un saber experiencial ateórico unido a una vida ética; aun aceptando que en ocasiones las aproximaciones lógico-matemáticas son útiles y ayudan a comprender la naturaleza, hay que resaltar que esto sucede en niveles físicos elementales, con baja o escasa complejidad, y aun así, son siempre aproximaciones.

Una epistemología integral de la complejidad, basada en la experiencia y ateórica, desde mi perspectiva actual, debe ser el futuro de la revolución en el conocimiento y la filosofía.

Espero que en el futuro pueda y podamos trabajar en esta dirección, en la autogestión del saber y el conocimiento, y en crear una nueva epistemología integral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s